lunes, 18 de abril de 2011

Propiedades de la materia

Las propiedades de las sustancias son de dos tipos: generales y específicas.

Propiedades generales

No tienen un valor determinado para cada sustancia y, por lo tanto, no permiten identificar a las sustancias. Ejemplos: volumen, masa, peso.

El volumen es el espacio que ocupa un objeto o sustancia. Se mide comúnmente en litros (L) o mililitros (mL) = centímetros cúbicos (cm3 ).

La masa es la cantidad de materia que tiene un objeto o sustancia. Se mide comúnmente en gramos (g), kilogramos (Kg) o miligramos (mg).

El peso es la fuerza con la que un objeto o sustancia es atraído por la Tierra. Lo correcto es medirlo en newtons (N) o dinas (din). Sin embargo, se mide comúnmente en gramos (g), kilogramos (Kg) o miligramos (mg).

Propiedades específicas

Tienen un valor determinado para cada sustancia y, por lo tanto, permiten identificar a las sustancias. Ejemplos: densidad, punto ebullición, punto de fusión.

La densidad es la relación de la masa de un objeto o sustancia entre su volumen. Se mide comúnmente en g/mL = g/cm3 .

El punto de ebullición es la temperatura a la cual un líquido cambia al estado de vapor en todo su volumen (hierve). Se mide comúnmente en grados centígrados (oC).

El punto de fusión es la temperatura a la cual un sólido cambia al estado líquido (se funde). Se mide comúnmente en grados centígrados (oC).